Ensayos

Tema: Humanístico            

[…] en el asunto económico no puede dejarse a un lado, las implicaciones de la separación de la Iglesia-Estado, el Nigromante comenta al respecto “Nosotros los trabajadores decimos a los propietarios de bienes raíces espiritualizados: vuestra pobreza evangélica según El Tiempo, apenas posee la tercera parte de la república; pero ¿no pudiéramos lograr la gloria a menos precio?”. No hay que olvidar su preocupación por la intervención de los curatos en las nuevas e insípidas industrias que estaban naciendo en aquella época, y que reunían a los trabajadores para su adoctrinamiento, además de que éstos pretendían luchar por algún tipo de mejora, por lo que se les amenazaba con la excomunión, aparte de ser los prelados los primeros en denunciarlos.

[…] Los trabajadores de la industria tenían jornadas laborales de doce a dieciocho horas, extendiéndose incluso al siguiente día sin descanso, según las necesidades patronales. En estos lugares, se encontraba por igual a hombres, que mujeres, niños o ancianos, todos con las mismas disposiciones, inclusive para ciertas labores los niños eran mejor requeridos. Aunado a ello, se seguía arrebatando el diezmo a los trabajadores, que poco podían hacer con un salario tan exiguo. En protesta de las clases que se beneficiaban de estas circunstancias y que apelaban a una igualdad hipócrita o fuera de la realidad, Ramírez escribía que “las clases privilegiadas piensan que sus necesidades son las necesidades del pueblo”, incitando así a que los intelectuales e ideólogos que gobernaban al país lo hicieran con justicia.

Con lo antes expuesto, Ramírez expresa su repulsa por la explotación de los trabajadores por medio de la espiritualidad adoctrinada, el Nigromante pretendía sustituir a nivel constituyente a la “teología por la ciencia y la filosofía; al dogma por la razón; al cura por el sabio y el filósofo; y a la fe por el escepticismo”. Esto por medio de la educación laica […]